“El hijo del trueno” es nuestro patrón

El 25 de julio es una fecha especial para los que visten el uniforme con las lanzas y los sables al cuello, y para los que sentimos como propio el ‘espíritu jinete’. El apóstol Santiago, el Zebedeo “hijo del trueno” forma parte de la españolidad de España, de su esencia fundacional. Es el patrón de España, el patrón de Galicia. Y el patrón de la Caballería, de nuestra Arma.

La designación de Santiago como patrón de la Caballería se sitúa a mediados del siglo XIX, en 1846, y se le toma como modelo para el militar de Caballería por su acometividad y su carácter fogoso, aquél que viene representado en el mito o en la leyenda del ‘Santiago Matamoros’ que se le aparece en un sueño al rey Ramiro I en la víspera de la batalla de Clavijo descendiendo de los cielos sobre un caballo blanco y acometiendo a las tropas sarracenas espada en mano. Muchos historiadores dudan de la existencia de la misma batalla de Clavijo…; pero, bueno, como decía John Ford: “Print the legend”, hagamos que la leyenda se tome como realidad.

Y en ese fecha, el 25 de julio, las unidades de Caballería celebran su fiesta. En Valladolid, la organización de la parada militar se alterna entre la Academia de Caballería, nuestro Regimiento y el Grupo de Caballería Acorazado “Villaviciosa” XII. La de este año le corresponde a la Academia.

Y hay una parada militar, y se entregan condecoraciones -siempre hay algún amigo o conocido al que felicitar por la recompensa-, y nos acordamos de nuestros caídos, y cantamos el himno de la Caballería (“Caballero español, centauro legendario…“), y desfilan los jinetes; y al final, nos tomamos un vino y charlamos, comentamos anécdotas, nos preguntamos por la vida y recordamos momentos y sucedidos.

Ahí te dejo unos vídeos de la celebración de ayer:

La entrada de la fuerza en el patio de armas de la Academia de Caballería.-

El himno de la Caballería.-

Y el desfile. De nuestro Regimiento es la escuadra de batidores -los siete primeros militares, con las manoplas, las bandas y los ceñidores blancos y los cordones azules-, algunos de los integrantes de la banda de guerra, y el primero de los escuadrones que desfila, tras el banderín rojo, que identifica al 1er escuadrón del Regimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s