Que 370 años no es nada…

“Que febril la mirada, errante en las sombras, te busca y te nombra”. Y te halla formado en el patio de armas de la Base Militar “El Empecinado”. Y te nombra: Regimiento Farnesio.

CCCLXX aniversario de la fundación del RC Farnesio 12
Por España, todo ppor España.

Una vez más, como todos los 7 de marzo, se conmemoró la fundación del más viejo de los regimientos de la Caballería, aquél que por una conformidad de 7 de marzo de 1649 quedaba en Mons (Bélgica) al mando del príncipe Jorge Cristián de Hessen-Homburg.

Ya sabes que los actos militares tienen un guión muy matizado, que facilita las cosas. El coronel del Regimiento, Juan José Soto, presidió el acto, en el que se entregaron condecoraciones y distinciones, se concedió al soldado José María Ferrer, del ELAC 2º, el premio “Pedro Castillo” que distingue al mejor jinete de tropa del Regimiento. Y se nombraron nuevos lanceros de honor; en esta ocasión, al general de Caballería Andrés Chapa y al anterior coronel del Regimiento, Álvaro de Zunzunegui.

CCCLXX aniversario de la fundación del RC Farnesio 12
“Somos soldados de la España grande, en cuyas tierras no se puso el sol.”

Habló el coronel Soto a los componentes del Regimiento, a quienes recordó que el Regimiento forma parte de la Caballería, de un arma de combate, y que la misión final del jinete es ésa, el combate: vencer o morir.

CCCLXX aniversario de la fundación del RC Farnesio 12
El acto militar lo presidió el coronel jefe del Regimiento, Juan José Soto.

A los caídos, por supuesto, se les tuvo un recuerdo especial con el siempre emotivo toque de oración con los clarines de Caballería. Luego se entonaría el himno del Regimiento (“Somos soldados de la España grande, en cuyas tierras no se puso el sol“) y desfilaría el Regimiento por la avenida del zar Nicolás II.

CCCLXX aniversario de la fundación del RC Farnesio 12
El recuerdo a los que ya están en la eternidad.

En el vino español, brindis por el primer jinete de España, el Rey, y una sorpresa final: el regalo por parte de D. Alfonso Rojas Salcedo, otro lancero de honor del Farnesio, de una guerrera de tropa reglamentaria de la época de Alfonso XIII para su exhibición en el museo del Regimiento.

CCCLXX aniversario de la fundación del RC "Farnesio" 12
Guerrera de tropa del Regimiento Farnesio, reglamentaria del reinado de Alfonso XIII, donada al muso del regimiento por el lancero de honor D. Alfonso Rojas

Veteranos.- Comida de hermandad de la Asociación

En cumplimiento de lo acordado en la última Asamblea General,  esta Junta Directiva ha procedido a organizar para el próximo sábado día 2 de marzo una reunión de socios acompañada de una comida de hermandad.

Para el encuentro se ha organizado una conferencia donde el socio, y vocal de esta Junta, D. Carlos Molero ilustrará a los presentes sobre la historia del Regimiento, su implicación con la ciudad de Valladolid y su situación actual.

La conferencia se expondrá en el Centro Cívico “Zona Sur”, ubicado en la plaza Juan de Austria nº 11 de Valladolid, a las 12:00 horas por lo que se recomienda que los asistentes acudan a partir de las 11:30 para que el encuentro inicial no demore el inicio de la exposición con los trámites de los saludos de rigor.

Después de alimentar el espíritu y finalizada la misma nos dirigiremos al restaurante del CDSCM “San Isidro” ubicado en el paseo de Filipinos donde por el módico precio de 15 € seguiremos charlando mientras alimentamos el cuerpo.

La entrada a la conferencia será libre. Para acudir a la comida deberán comunicarlo al correo de la asociación info.veteranosdefarnesio@gmail.com no más tarde del martes 26 de febrero.

Uniforme del Regimiento Farnesio, 5º de Lanceros (1856 – 1860)

Si en esta anterior entrada, te mostraba cómo vestía el Regimiento a partir del año 1852, hoy te explico el uniforme de lanceros que sustituyó a aquél, y que estuvo vigente, con algunas variaciones, desde 1856 hasta 1873. En esta entrada, presento el uniforme aprobado en 1856, y en una posterior, haré una relación de las diversas modificaciones que se fueron introduciendo en esos 17 años.

clonard 1856
A la derecha, lancero con el uniforme de 1856. “Álbum de la Caballería”, del conde de Clonard

En 1856, como decía, se aprueba un nuevo reglamento de uniformidad, por el cual los regimientos de Lanceros pasan a vestir de la siguiente manera:

  • Casco a la inglesa, con el número del regimiento en una placa frontal, con llorón de cerda negra
  • Levita de color turquí (azul oscuro) con cuello, carteras y vivos granas, y el número del regimiento bordado en el cuello
  • Dragonas de metal en lugar de charreteras
  • Pantalón gris celeste con bandas encarnadas

Éste es el uniforme con el que los regimientos de lanceros toman parte en la Guerra de África (1859 – 1860).

Augusto Ferrer-Dalmau
© Augusto Ferrer-Dalmau

 

 

Veteranos – Resumen de la asamblea general ordinaria (12ENE2019)

En la Base Militar “El Empecinado”, situada en Santovenia de Pisuerga (Valladolid), el 12 de enero de 2019, a las 11:00 horas se reunió en el domicilio social la asamblea general ordinaria de la Asociación de Veteranos de Caballería de Farnesio, convocada de acuerdo con lo previsto en el artículo 18 de los estatutos, bajo la presidencia de D. José Luis Sumillera Calvo, presidente de la asociación.

Los principales asuntos tratados fueron la aprobación por parte de la asamblea del cobro de una cuota anual a los socios, que quedó fijada en una cantidad mínima de 12 euros, con la que hacer frente a los gatos de las actividades que desarrolle la asociación, siendo la primera de ellas el pago de la beca correspondiente al premio Pedro Castillo, que entrega el Regimiento Farnesio al mejor militar de tropa de la Unidad.

12ENE2019.- Asamblea general de la asociación de veteranos del Farnesio

Se aprobó, asimismo, convocar a los socios a una comida de hermandad en Valladolid el sábado 2 de marzo, en vísperas del aniversario de la fundación del Regimiento Farnesio.

Se enviará por correo electrónico a los socios el acta de la asamblea general, en la que se detallan los acuerdos de la reunión, así como el número de la nueva cuenta corriente en la que poder hacer efectivo el pago de las cuotas.

Te recordamos, por último, que la asociación está abierta a todos aquellos veteranos (hombres y mujeres) sirvieron en las filas del Regimiento de Caballería “Farnesio” 12 del Ejército español -militares profesionales y soldados de reemplazo- que así lo soliciten y sean admitidos por su junta directiva. También podrán formar parte de la asociación aquellas personas que, en vitud del ejercicio de su profesión, hayan acreditado su interés y afecto por este regimiento, así como los familiares directos de todos ellos. Puedes darte de alta rellenando el pewueño formulario que encontrarás en este enlace https://regimientofarnesio.wordpress.com/veteranos-de-farnesio/

Relevo de mando en el Regimiento

El primer coronel que, con tal denominación, tuvo el Regimiento Farnesio fue el barón Ignacio de Fourneau, quien estuvo al mando del tercio de Caballería entre 1693 y 1703. Fue en 1701 cuando dejó de ser maestre de campo para convertirse en coronel. A él, le han sucedido en estos siglos otros muchos. El último de ellos es Juan José Soto Rodríguez, al frente del viejo Hessen-Homburg desde el 13 de diciembre de 2018.

13DIC18.- Toma de posesión del coronel Soto
© Carlos Molero

El relevo de coronel al frente de la Unidad es uno de esos variados rituales que tiene la Milicia para conducir de manera ordenada su vida diaria. Es una ceremonia bastante simple, con una secuencia rápida y simbólica para representar la continuidad en el mando.

Los coroneles entrante y saliente se sitúan a ambos lados de la autoridad que preside el acto -en este caso el coronel Sánchez Hérraez, del RI “Isabel La Católica” 29- y se lee públicamente la orden de nombramiento (“De orden de Su Majestad el Rey…”) con el Regimiento en la posición de firmes. El coronel saliente ordena “Sobre el hombro”, y de seguido, el entrante, “descasen armas”.

13DIC18.- Toma de posesión del coronel Soto
© Carlos Molero

El relevo se completa con el coronel saliente entregando el guión de mando del Regimiento al coronel entrante; y el primero de ellos, finalmente, despidiéndose del estandarte. Para entonces, ya ambos habrán intercambiado sus lugares junto al podio.

13DIC18.- Toma de posesión del coronel Soto
© Carlos Molero

El relevo continúa con la secuencia habitual de un acto militar: se retira el estandarte, se recita el decálogo de la Brigada “Galicia” VII -a la que pertenece en estos momentos el Regimiento-, se entona el himno del Farnesio (“Adelante, jinetes de Farnesio, altas las frentes y alto el corazón…”) y tras abandonar el patio de armas a paso ligero, se termina con un desfile de la Unidad ante la autoridad y su nuevo coronel en la avenida del Zar Nicolás II.

Veteranos.- Circular del presidente de la Asociación

Queridos compañeros:

Tras la Asamblea celebrada el pasado día 20 de octubre, me dirijo a ti en calidad de presidente electo para informaros de los proyectos presentados por la nueva Junta Directiva, deseando que esta nueva etapa contribuya a que nuestra asociación crezca y la relación entre sus miembros sea más fluida, acercándonos más a nuestro Regimiento.

Es intención de esta Junta, como hito central, mantener e impulsar la ayuda en forma de beca que anualmente se otorga al mejor integrante del Regimiento, seleccionado entre el personal de tropa destinado, acto que nos hace reflejo de uno de los valores a fomentar en la Unidad como es el compañerismo, acercándonos a las nuevas generaciones que, esperamos que transcurrido el tiempo, “formen” en nuestra asociación.

En aras a fomentar una mejor relación entre los integrantes de la Asociación se pretende realizar una comida anual para todos los socios aprovechando la convocatoria anual de la Asamblea General Ordinaria, que se celebraría en fechas cercanas a la conmemoración del aniversario de creación del Regimiento (07 MAR); no coincidente con el mismo día para no interferir en los actos oficiales, y teniendo en cuenta los distintos trabajos que cada uno pudiese estar desempeñando; por lo que generalmente, y siempre dentro de lo posible, se propondría el fin de semana anterior a ese 7 de marzo.

Así mismo, debido a que una reunión de todos los socios es poco viable por el número y diversidad de procedencias, pretendemos organizar unas comidas de confraternización cuyo planteamiento es que se realicen en grupos reducidos, invitando a los miembros que pudieran haber tenido una relación más cercana durante el transcurso de su servicio en el Regimiento: reemplazos, época de servicio, empleos obtenidos, escalas, etc. Os animo, en ese sentido, a que planteéis propuestas que consideréis de interés.

Las asistencias al acto militar organizado por el Regimiento para conmemorar el aniversario de su creación están muy restringidas de acuerdo con la normativa vigente: “Con carácter excepcional, y siempre de forma muy restrictiva, podrá cursarse invitación al personal civil y militar con quienes por especial vinculación se mantengan relaciones, pudiendo hacerse más extensiva en los aniversarios múltiplos de 10”. “En los aniversarios múltiplos de 25 podrá facilitarse la asistencia de antiguos miembros de la Unidad”. Por dicho motivo, se solicitará del Ilmo. Sr. Coronel Jefe que tenga en atención la invitación anual al número de socios que considere oportuno; este número se haría llegar a los socios para que entre el personal interesado en acudir al acto la Junta Directiva nombre el personal asistente; variándolo cada año y no entrando en este cupo el personal invitado a título particular por el Regimiento.

Se está estudiando la posibilidad de confeccionar una tarjeta identificativa como miembro de la Asociación, para lo que se informará de su tramitación por este medio o a través del espacio dedicado a nosotros en la página web no oficial del Regimiento https://regimientofarnesio.wordpress.com/veteranos-de-farnesio

En atención al número actual de socios, se ha considerado que con una aportación anual de 10€ sería suficiente para atender las necesidades económicas de la asociación, pues los gastos se limitan en un principio a la beca “Pedro Castillo” y los propios del mantenimiento de la cuenta bancaria. Es idea de esta Junta Directiva que las concurrencias a las comidas sean costeadas por cada uno de los asistentes.

Como en el inicio de esta nueva etapa no se dispone de fondos y la aprobación de la cuota sugerida se debería aprobar en una Asamblea General, ya os adelanto la próxima convocatoria de una Asamblea el próximo mes de enero de la que pronto tendréis noticia. Se pretende que los ingresos se hagan durante el mes de diciembre de cada año para tener conocimiento a primeros de año de los fondos disponibles y poder acometer la programación de gastos del año entrante.

Esperando toda vuestra colaboración, y con el espíritu de servicio que guía mis actos y los de la Junta que dirijo.

Recibid un fuerte abrazo de,

José Luis Sumillera Calvo, presidente

¡ALTAS LAS FRENTES Y ALTO EL CORAZÓN!

Misión en El Líbano

Marjaayoun, la “pradera de las fuentes”, es un pequeño enclave, de unos 3.000 habitantes, situado en el sur de El Líbano, a poco más de diez kilómetros de la frontera con Israel. Tierra sacudida desde la oscuridad de los tiempos por el devenir de la Historia, si uno mira hacia el oeste, a unos pocos kilómetros se topa con los restos del castillo cruzado de Beaufort; si, por el contrario, vuelve su vista hacia el este, cabe la posibilidad de vislumbrar en la lejanía, 25 kilómetros nada menos, el perfil del monte Hermón, también frontera entre El Líbano e Israel, y del que se afirma que puede ser el lugar en el que se produjo la transfiguración de Jesús de Nazaret.

Allí, en Marjaayoun, se encuentra la base “Miguel de Cervantes”, cuartel general de la Brigada Multinacional Este, bajo mando español, de la conocida como Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para El Líbano, la UNIFIL en sus siglas inglesas. Desplegada en la frontera entre ambos países desde 1978, vio un fortalecimiento en su contingente y sus cometidos en 2006 tras el cese de hostilidades entre Israel y la milicia chií libanesa Hizbollah.

UNIFIL XXX
Foto © Ejército de Tierra

La UNIFIL tiene dividida su zona de responsabilidad en dos sectores, Este y Oeste, quedando bajo mando español el primero; y bajo mando italiano, el segundo. Las misiones que ejecuta el sector Este quedan en manos de los cuatro batallones que conforman la brigada multinacional: uno indonesio, uno indio, uno español y uno nepalí. Además, y entre otras unidades, el sector dispone de una unidad de Caballería, que desde hoy está formada por un escuadrón del Regimiento “Farnesio”.

UNIFIL map
Mapa del despliegue de la UNIFIL

Para el Regimiento, es la décima ocasión de desplegar allá, en Oriente Medio, como “cascos azules”. Esta vez, en el seno de la Brigada Líbano XXX, la BRILIB XXX, cuyo grueso está constituido por distintas unidades de la Brigada “Galicia” VII y que hoy mismo ha comenzado su misión, tras el acto de transferencia de mando (la conocida como TOA) con su predecesora, la Brigada “Aragón”.

¿A qué se dedica el escuadrón de Farnesio dentro del área de responsabilidad de la Brigada Multinacional Este? Pues la misión principal es constituir la reserva del mando en todo el sector español. “Si surge una incidencia, se encarga de ella la patrulla más cercana, o la reserva de cada batallón. Si la situación se descontrola, termina por irse de las manos o si el mando directamente así lo decide por las circunstancias, entonces salimos nosotros”, explica Armando Zancajo (Valladolid, 1985), capitán del escuadrón de Caballería de la BRILIB XXX. Hay que tener en cuenta que es el escuadrón, con sus Vehículos de Exploración de Caballería (VEC), quien proporciona la mayor potencia de fuego de todas las unidades del sector Este.

UNIFIL XXX
Acto de despedida al escuadrón de la BRILIB XXX en la Base Militar “El Empecinado”, en Santovenia de Pisuerga (Valladolid). Foto © Javier Lazagabáster / RC “Farnesio” 12

Si se activa la denominada ‘Task Force Alfa’, se desplegaría la Caballería de Farnesio,  junto con elementos de apoyo (Sanidad, Transmisiones, desactivación… e incluso una unidad de control de masas -CRC- del Ejército serbio, integrada dentro del batallón español)

Esa multinacionalidad es otro elemento atrayente de la misión, lo que tiene sus cosas buenas -“encontrarte con compañeros de otros países, ver cómo trabajan otros ejércitos, teniendo en cuenta además que no se envía a cualquiera, que son gente muy buena y muy preparada”, y sus inconvenientes. Aunque quizás el principal y casi único de estos últimos sea el idioma.

UNIFIL XXX
Foto © Ejército de Tierra

El comienzo oficial hoy de la misión supone, lógicamente, el final de la fase de preparación. Son casi seis meses en los que el personal del escuadrón ha tenido que afrontar un periodo intenso de instrucción, primero individual y en los dos meses finales, colectivo como unidad de Caballería y más tarde, dentro de la Brigada. En esos meses, cada jinete del escuadrón se pone al día en su cometido: conducción, tiro… pero también se le somete a prácticas, temas, situaciones que se dan en la zona de operaciones y a las que han de saber responder con firmeza y decisión. Esto último no es sencillo, ni mucho menos, teniendo en cuenta que la misión UNIFIL despliega en el epicentro de la que, hoy por hoy, es la zona más conflictiva del mundo, en la que un pequeño incidente puede terminar en un enfrentamiento de consecuencias imprevisibles.

Balonmano
El capitán Zancajo (2d), junto a integrantes del escuadrón del Regimiento, en el homenaje que les rindió el Recoletas Atlético Valladolid de balonmano días antes de partir hacia El Líbano. Foto © Recoletas Atlético Valladolid

“Hay allí una calma tensa, nuestro trabajo es evitar que cualquier cosa que parece inofensiva, termine por desencadenar una incidencia muchísimo mayor, y eso entiendo que es una responsabilidad enorme”, insiste el capitán Zancajo. “Pero no hablo solo de un asunto entre cualquiera de las dos partes, sino también una actuación nuestra que pueda dar lugar a un malentendido. En eso, por ejemplo, se ha insistido mucho en la fase de preparación, con charlas, con prácticas, con simulaciones, con análisis de incidencias ocurridas anteriormente…”

¿Y qué anima a un joven en la treintena, que ya ha estado en Afganistán como instructor en una brigada del Ejército afgano, a cambiar por seis meses la rutina y la comodidad de lo cotidiano en Valladolid por una misión de este tipo? Armando sonríe y no lo duda: “Ahora mismo, la de El Líbano es la única misión de Caballería que puede mandar un capitán. Vas con tu escuadrón, y con los vehículos específicos de Caballería.”

Algunos enlaces de interés.-