Así se nos reconoce

Si en una entrada anterior, te contaba cómo se ve al Regimiento en un plano de situación táctica, hoy toca hacer un poquito de historia tomando como motivo los distintos identificadores que el Regimiento ha lucido desde que, en los años 50, comenzase su conversión en unidad acorazada.

M-47 en la Acera de Recoletos
Un carro de combate M-47, en la Acera de Recoletos de Valladolid, finales de los años 60, supongo.

 

Desde esa época, y hasta la desactivación en 1997 consecuencia de la aplicación del Plan NORTE, los vehículos acorazados de nuestro Regimiento lucían en los laterales el emblema de Farnesio. Ya sabes, la cruz de Borgoña rodeada de una corona de laurel, normalmente sobre dos lanzas cruzadas.

Escudo del RCAC "Farnesio" 12
@JJavier Carrera en Facebook: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10202617063724005&set=g.54760954815&type=1&theater

Tras la organización en 1965 de la Brigada de Caballería “Jarama” I, de la que nuestro Regimiento formó parte durante más de 30 años, se añadió en el glacis de los medios acorazados el emblema de esta gran Unidad de Caballería, como puede observarse en esta fotografía:

Escudo de la BRC "Jarama" I
Un TOA M-113 muestra el escudo de la BRC “Jarama ” I © JJavier Carrera en Facebook: https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10202617063724005&set=g.54760954815&type=1&theater

 

Y ahora avanzamos en el tiempo, y nos situamos a caballo entre 2002 y 2003, en la reactivación del Farnesio, como Regimiento de Caballería Ligero Acorazado perteneciente a la División Mecanizada “Brunete” 1. En esta nueva época, nuestros vehículos lucían el emblema de la División, que era un escudo de fondo rojo -gules- con la figura de un carro de combate Panzer IV en color blanco, y las letras D.A. en recuerdo de la antigua denominación de la división como acorazada, asimismo en blanco.

Escudo de la División Mecanizada "Brunete" 1
© Carlos Molero

Por debajo, el rótulo RCLAC 12 en color azul. Cabe recordar que la Brunete estaba formada por tres brigadas – la X, la XI y la XII- y un núcleo de tropas divisionario (NTD), cada uno con un color distintivo: rojo, amarillo, blanco y azul, respectivamente. Puesto que el Farnesio 12 formaba parte del NTD, los rótulos y la numeración iban en su color distintivo, el azul. Del mismo color era el emblema del Arma a la que pertenecía la unidad en concreto, y que se mostraba también en el glacis. A la foto me remito:

Escudo de la División Mecanizada "Brunete" 1
© Carlos Molero

 

Nos vamos ahora al año 2006, en que se publica un Real Decreto de organización y despliegue de las Fuerzas Armadas. ¿Qué consecuencia tiene para nuestro Farnesio? Dado que queda disuelta la División “Brunete”, el Regimiento pasa a depender de la Brigada de Caballería “Castillejos” II, con cuartel general en Zaragoza, aunque continúa acuartelado en la Base Militar “El Empecinado”, en Santovenia de Pisuerga (Valladolid).

A partir de aquel año, comienza la moda de los distintivos de baja visibilidad -en negro, vamos- que taaaan aburridos son, je, je. Y así, veremos a nuestros vehículos luciendo el emblema de la Gran Unidad (Brigada Castillejos) y debajo las siglas RCLAC 12. El escudo de la Castillejos era el del antiguo Trozo de Milán, heredado por el Regimiento de Lanceros del Rey y, de éste, posteriormente por el de Castillejos. Representa a una serpiente coronada que engulle a un hombre desnudo dentro de una corona entrelazada de laurel. Si eres aficionado a los coches, te sonará, pues está en el escudo de los Alfa Romeo. Se trata del escudo de la familia Sforza, una estirpe de nobles guerreros afincada en Milán a partir del siglo XIV. Aquí lo puedes ver:

Escudo de la BRC "Castillejos" II
© Carlos Molero
Escudo de la BRC "Castillejos" II
© Carlos Molero

 

Un par de años más tarde, en 2008, una modificación en la anterior estructura supone la reasignación del Regimiento, cuya denominación cambia además a Regimiento de Caballería de Reconocimiento, al Mando de Fuerzas Pesadas (FUPER), con cuartel general en Burgos. Seguimos con los aburridos distintivos en negro, dejamos el escudo de la familia Sforza y recuperamos el de la “Brunete”, sin letras y en negro, debajo del cual mostramos ahora el rótulo RCR.12:

Escudo de Fuerzas Pesdas
© Carlos Molero
Escudo de Fuerzas Pesadas
OLYMPUS DIGITAL CAMERA© Javier Lazagabáster / RC “Farnesio” 12

 

El último cambio es de finales de 2016. El Regimiento Farnesio, ahora denominado simplemente Regimiento de Caballería, pasa a convertirse en la unidad de reconocimiento de la Brigada “Galicia” VII, de Pontevedra, que forma parte a su vez de la División “Castillejos”. Así que cambiamos el Panzer IV de las Fuerzas Pesadas por el azor que identifica a la antigua Brigada Aerotransportable. La rapaz va sobre la cruz de Borgoña, que en este caso, si no recuerdo mal, hace referencia a su pasada adscripción (allá por 1992) a la ya desaparecida Fuerza de Acción Rápida (FAR). Pues eso: el azor con la cruz de Borgoña, y por debajo las siglas RC 12.

Escudo de la Brigada "Galicia" VII
© Carlos Molero

Sobre ese escudo, existe una variante, para aquellos vehículos que están asignados a la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN, y que te muestro aquí debajo. El rótulo VJTF-RC 12 viene de Very High Readiness Joint Task Force.

Escudo de la Brigada "Galicia" VII (VJTF)
© Carlos Molero

 

“El hijo del trueno” es nuestro patrón

El 25 de julio es una fecha especial para los que visten el uniforme con las lanzas y los sables al cuello, y para los que sentimos como propio el ‘espíritu jinete’. El apóstol Santiago, el Zebedeo “hijo del trueno” forma parte de la españolidad de España, de su esencia fundacional. Es el patrón de España, el patrón de Galicia. Y el patrón de la Caballería, de nuestra Arma.

La designación de Santiago como patrón de la Caballería se sitúa a mediados del siglo XIX, en 1846, y se le toma como modelo para el militar de Caballería por su acometividad y su carácter fogoso, aquél que viene representado en el mito o en la leyenda del ‘Santiago Matamoros’ que se le aparece en un sueño al rey Ramiro I en la víspera de la batalla de Clavijo descendiendo de los cielos sobre un caballo blanco y acometiendo a las tropas sarracenas espada en mano. Muchos historiadores dudan de la existencia de la misma batalla de Clavijo…; pero, bueno, como decía John Ford: “Print the legend”, hagamos que la leyenda se tome como realidad.

Y en ese fecha, el 25 de julio, las unidades de Caballería celebran su fiesta. En Valladolid, la organización de la parada militar se alterna entre la Academia de Caballería, nuestro Regimiento y el Grupo de Caballería Acorazado “Villaviciosa” XII. La de este año le corresponde a la Academia.

Y hay una parada militar, y se entregan condecoraciones -siempre hay algún amigo o conocido al que felicitar por la recompensa-, y nos acordamos de nuestros caídos, y cantamos el himno de la Caballería (“Caballero español, centauro legendario…“), y desfilan los jinetes; y al final, nos tomamos un vino y charlamos, comentamos anécdotas, nos preguntamos por la vida y recordamos momentos y sucedidos.

Ahí te dejo unos vídeos de la celebración de ayer:

La entrada de la fuerza en el patio de armas de la Academia de Caballería.-

El himno de la Caballería.-

Y el desfile. De nuestro Regimiento es la escuadra de batidores -los siete primeros militares, con las manoplas, las bandas y los ceñidores blancos y los cordones azules-, algunos de los integrantes de la banda de guerra, y el primero de los escuadrones que desfila, tras el banderín rojo, que identifica al 1er escuadrón del Regimiento.

El toque de diana en Caballería

A todos nos suena familiar el toque de diana, y nos sabemos de memoria la cancioncilla para recordárnoslo: “Quinto, levanta / tira de la manta / quinto, levanta / tira del mantón“. En las unidades de Caballería, se emplea, sin embargo otro toque, de trompetas y clarines, propio de las unidades montadas.

Lo puedes escuchar en el siguiente vídeo, grabado con la banda de guerra del Regimiento Farnesio y la de clarines y timbales de la Escolta Real.

El Rey Juan Carlos, con el Regimiento

Dice el historial del Regimiento Farnesio, al dar cuenta de lo acontecido en el año 1982: “Del 15 al 29 de junio, unidades de este Regimiento participan en los ejercicios tácticos ‘Clavijo-82’, presididos por S.M. el Rey D. Juan Carlos I de España, en San Gregorio (Zaragoza), quien efectuó 3 disparos de cañón desde el carro nº 2 del ELAC, el cual pasó a llamarse “Pie de plata”, como el caballo de S.M.”

Tal día como hoy, 27 de junio, pero de 1982, el diario “ABC” publicaba esta fotografía de aquel momento, con Su Majestad subiéndose al “Pie de plata”, junto al teniente jefe de la sección de carros del Escuadrón Ligero Acorazado del Farnesio.

El Rey Juan Carlos, con el ELAC de Farnesio
© ABC

El destacamento del Pinar

Seguro que muchos de los que fuisteis ‘tanquistas’ en Farnesio,  no habréis olvidado aún aquellas instalaciones del pinar de Antequera, a las afueras de Valladolid, lo que en el Regimiento se conocía como el destacamento.

Destacamento del Pinar de Antequera

Debió de ser alrededor del año 1965 cuando el Farnesio comenzó a utilizar aquellas instalaciones para servir de acuartelamiento de los dos escuadrones de carros de combate M-47 con los que se acababa de equipar al regimiento, así como los pertenecientes al escuadrón ligero acorazado, y que tenían difícil acomodo en el cuartel “Conde Ansúrez”, en pleno casco urbano de Valladolid.

Destacamento del Pinar de Antequera (Valladolid)
© Daniel Fernández Salvador

En cuanto a la vida ‘farnesiana’ del destacamento del Pinar, se extendió a lo largo de 30 años, hasta 1997, año en que el Regimiento se transformó en un núcleo de control de material, y cedió sus instalaciones allí al Regimiento de Caballería “Santiago” 1, que era el único de la Brigada de Caballería “Jarama” I que se encontraba desde ese momento en situación de activo.

Destacamento del Pinar de Antequera (Valladolid)
© José Manuel Fidalgo García

El 11 de febrero de 1998 se arría por última vez la bandera en el destacamento de carros del Pinar, pues ese día se ceden las instalaciones al Ayuntamiento de Valladolid, el cual en los años siguientes, usará el lugar como almacen de su material de obras y de otros elementos pintorescos, como las carrozas que con las figuras del ‘Tío Tragaldabas’ y la ‘Tía Melitona’ se pasean por las calles de Valladolid durante sus fiestas de septiembre. Era curioso ver, desde luego, asomar las “fauces” de ambos engendros desde los tinglados que, una vez, dieron cobijo a nuestros M-47 y AMX-30.

Destacamento del Pinar de Antequera (2008)
© Carlos Molero Destacamento del Pinar de Antequera (2008)

El epílogo a esta pequeña historia queda escrito no sé si a finales de 2010 o principios de 2011, momento en el que el Ayuntamiento de Valladolid derriba todos los edificios que formaban el destacamento, para transformar la zona en esto que se denomina un “parque de ocio”, con tirolinas, rocodromos y demás.

Destacamentofin
© Carlos Molero Tomada en enero de 2011

Parque “Talleres del Pinar” (Valladolid)

 

El “Farnesio” sobre el plano

Así, como en esta foto de aquí abajo, nos vería nuestro enemigo antes de huir, tal y como dice nuestro himno.

Simbolo00
© Carlos Molero

Pero, ¿cómo se nos ve en el planeamiento y el seguimiento de las operaciones? En el mundo ‘virtual’, lleno de monitores y pantallas desde donde seguir la guerra, en los sistemas de gestión del campo de batalla, ¿qué pinta tiene nuestro Regimiento? Pues es así, un rectángulo con líneas diagonales, elipses, círculos, barras verticales… Eso que ves en esta foto de debajo, junto a la zona de reunión, la ZRN. Y cuyo significado me gustaría ahora aclararte.

Simbolo01
© Carlos Molero

Simbolo

Las tres barras verticales de la parte superior significan que nos encontramos ante una unidad de entidad Regimiento. ¿De qué tipo? La línea diagonal que cruza el  rectángulo del ángulo superior derecho al inferior izquierdo nos indica que es una unidad dedicada al reconocimiento (en España, Caballería) La elipse central se emplea para designar a las unidades acorazadas; y finalmente los círculos inferiores nos dicen que este regimiento de Caballería cuenta con vehículos acorazados de ruedas. A la derecha del rectángulo, aparece su número identificador. Y a mayores, sabemos que es una unidad de Caballería por el color de relleno del rectángulo (en España, el azul María Cristina es el color distintivo del Arma de Caballería).

Uniforme de Lanceros de Farnesio. 1850

En una entrada anterior del blog, te presentaba uno de los uniformes que fue reglamentario en el Regimiento, el correspondiente al periodo 1852 – 1856. En esta nueva entrada, te presento el uniforme inmediatamente anterior, el que vistió el Regimiento entre 1850 y 1852.

De éste en concreto, me gustaría destacar dos aspectos. Por una parte, el uso del casco llamado en español adaptado del polaco schascás, al estilo de otras Caballería europeas, como la francesa o la británica. Aquí puedes ver una escena -bueno, LA ESCENA- de la película “La carga de la Brigada Ligera” (1936), que protagoniza Errol Flynn. Y verás a los lanceros británicos, en la Guerra de Crimea (1853 – 1856) luciendo el schascás.

Por otra parte, de este reglamento me gusta especialmente que cada uno de los regimientos de Lanceros vestía el uniforme con unos colores en concreto, únicos para cada uno de ellos, lo que permitía reconocerlos con facilidad (casi igual que hoy en día, ejem…)

La descripción del uniforme la extraigo del libro “El Ejército y la Armada”, de Manuel Giménez González (1862). Dice en concreto:

  • Schascás con capacete negro, cáliz de paño celeste, metales dorados y llorón de cerda
  • Casaquilla sin solapa abrochada con una hilera de nueve botones dorados, cuello cerrado y faldones abiertos con barras y lanzas bordadas en ellas.
  • Forrajera de estambre y hombreras de paño del color de la divisa (en Farnesio, amarilla) con el número del Regimiento (2)
  • Pantalón gris celeste, con franja del color de la divisa y media bota de becerro
  • Lanza con asta de majagua y banderola de los colores del Regimiento (Azul y amarillo)
  • Sable modelo de 1845
  • Espuelas de espiga recta y estrella vertical de cinco puntas

De entre los óleos de Augusto Ferrer-Dalmau dedicados a la Caballería, disponemos de éste que representa a un jinete de Regimiento de Farnesio, 2º de Lanceros a la carga, con el uniforme antes descrito.

Lancero de Farnesio. 1850
© Augusto Ferrer-Dalmau

Para poder comparar, aquí cuelgo también otro de sus óleos, con el uniforme, en este caso, del Regimiento Alcántara, cuyos colores eran -como ves- el blanco y el grana:

Lancero1850 02